Esta boca es mía

ebem: pensamientos y desvaríos a orillas del Pisuerga

25

Y os podéis meter la rima por ahí mismo, cabrones :-P.

domingo 10, enero 2010 Posted by | Yo | 3 comentarios

Hasta nunca 2009

Aunque ha habido momentos en que he llegado a pensar que este momento nunca llegaría, por fin se termina este año. Creo que con esta frase hago un resumen suficientemente claro de 2009. En realidad no ha sido un año malo, sería injusto decir eso. Me han pasado cosas estupendas, geniales, increíbles… supongo que en realidad no puedo quejarme. Pero sabéis que lo voy a hacer :-P.

Este ha sido un año raro, duro, difícil. Me han pasado demasiadas cosas que no he sabido controlar. Y yo necesito sentir que controlo las cosas. Si no, me pasa lo que me pasa. Y por eso, aun a pesar de todas esas cosas buenas que he vivido, de todos los que habéis estado ahí cuando me ha hecho falta (y que creo que nunca seré capaz de agradecéroslo suficientemente a algunos)… no veía el día en que terminara de una vez este año.

Pero repito lo mismo de siempre. Los años hay que empezarlos con buen pie. Ser pesimista sirve para poco (y todo para lo que sirve es malo). Así que, una vez más, llegados a este punto intentaré hacer borrón con las cosas negativas y quedarme sólo con las positivas. Que repito, han sido muchas y muy buenas. Me quedo con ciertas personas que he conocido, con los que ya conocía pero me habéis demostrado (aunque no lo dudaba) que sois la hostia y que puedo contar con vosotros y, por supuesto, con todos los momentos que he vivido con unos y otros: esos viajes, esas conversaciones que tanto me han ayudado en ciertos momentos… en fin, que os quiero, copón!

Y nada más, que al final me pongo tonto y uno tiene una imagen de borde insensible que mantener :-P. Os deseo a todos lo mejor para este 2010 que ya llega. Disfrutadlo a tope… y no cambiéis ;-).

jueves 31, diciembre 2009 Posted by | Yo | Deja un comentario

El final del camino

Hola de nuevo. Ya estoy otra vez por Pucela (en realidad llevo aquí ya un par de días, pero hasta ahora me he estado reaclimatando a esto del mundanal ruido). Al final tuve que volverme antes de lo esperado. Una tendinitis en la pierna izquierda, arrastrada durante más de 100 kilómetros, ha hecho que el final de mi camino no haya estado ni en Finisterre ni en Santiago, sino en Ponferrada. Una pena, sí, no hace falta que todo el mundo me lo recuerde cada vez que me vea :-P.

Pero, aún así, ha merecido la pena. Estos 18 días con sus 545 kilómetros recorridos han sido toda una experiencia que recomiendo a todo el mundo. Eso sí, si alguien se decide, que se lo tome con más calma que yo… y que beba mucha agua. Yo he aprendido de la peor manera posible que la deshidratación provoca tendinitis, así que avisados estáis.

Y, para terminar, quiero que quede clara una cosa: yo la experiencia ya la he vivido. Así que no, el año que viene no pienso empezar otra vez desde Ponferrada para terminar en Santiago. Si repito, que no lo descarto, será en circunstancias totalmente distintas. Sólo si puedo hacerlo sin la presión del calendario encima. Y para eso, me temo que todavía falta mucho tiempo.

sábado 19, septiembre 2009 Posted by | Yo | 2 comentarios

24

No, no tiene nada que ver con la serie de televisión :-P.

sábado 10, enero 2009 Posted by | Yo | 2 comentarios

Otro que se va

Ya estamos otra vez a 31 de Diciembre. Así que todos tenemos que darnos prisa para cumplir con la tradición como mandan los cánones y hacer el correspondiente resumen de este año 2008 al que ya le quedan pocas horas de vida. Año que ha sido muy bueno para mí. Lo empecé sin esperar que me trajera nada especial y (quizá precisamente por eso, quién sabe) lo acabo más que contento.

Podría dividir este año en tres partes. Hasta Marzo todo estuvo marcado por la campaña electoral. De entonces hasta Junio Irlanda se convirtió en el centro de mi universo particular (bien por los preparativos, por los dos meses que pasé allí o por la resaca posterior). Y, tras un pequeño momento kitkat en verano, lo que me ha tenido absorbido desde Agosto hasta ahora es mi trabajo. Obviamente ha habido más cosas durante este año, por ejemplo la carrera hacia la Casa Blanca, omnipresente durante todo el año, pero estos tres han sido probablemente los más importantes para mí.

Si tengo que resumir este año en un solo adjetivo me quedo con movido. Porque 2008 ha sido, sin duda alguna, el año en el que más kilómetros he recorrido. Más, muchos más, que en todo el resto de mi vida. No sólo por mi viaje a Irlanda y las escapadas que allí hice, sino también por toda la carretera que me he comido en el trabajo (y me sigo comiendo, que ayer mismo pasé el día en Oviedo). Aunque si las cosas siguen igual, y no tienen pinta de cambiar, es posible que el año que viene tenga que decir algo parecido del 2009, pero bueno, no adelantemos acontecimientos de momento :-P.

Y aunque para mí éste ha sido un año con bastantes cambios, muy importantes y para bien, hay cosas que parece que nunca cambian ni mejoran. Repasando las entradas de este año del blog, he visto uno de los primeros posts que escribí allá por Enero. Hablaba sobre la situación en Gaza causada por el bloqueo al que les somete Israel. Es cierto que si lo volviera a escribir hoy, sería mucho más duro. Pero también es verdad que es triste comprobar que ha pasado casi un año y podría volver a publicar ese texto en cualquier otro sitio sin cambiar apenas nada. Creo que ya va siendo hora de que abramos realmente los ojos y nos demos cuenta de que estas situaciones son insostenibles por más tiempo.

En fin, que aunque cosas como estas no ayudan a ser optimistas de cara al año nuevo, repito lo mismo de todos los años. Tenemos que aprovechar esta noche para resetearnos todos y encarar 2009 de frente, con ganas y con las pilas cargadas. El pesimismo no conduce a ningún sitio. No podemos aspirar a librarnos de las cosas malas. Lo inteligente es no dejar que esas cosas tapen todo lo bueno que nos ha pasado. Y yo tampoco voy a dejar que eso pase. Este año más que nunca. Hacía tiempo que yo no terminaba un año así. No puedo negar que 2008 ha sido un gran año por muchas cosas: por la gente que he conocido dentro y fuera de España, por los momentos que he pasado con los que ya me sufríais desde hace tiempo, por los lugares que he visitado y por muchas cosas más.

Así que, a pesar de los presagios que no paramos de oír sobre el año que ya tenemos casi encima, intentad no olvidar que siempre hay un hueco para las cosas buenas. A ver si nos podemos colar por él ;-).

¡Feliz 2009 a todos!

miércoles 31, diciembre 2008 Posted by | Yo | Deja un comentario

Esto es un no parar

– Más de un mes sin actualizar. ¡Vergüenza debería darte!

– Y me da, y me da… :-(.

Que conste que lo siento, y lo digo en serio. Pero últimamente no he tenido ni tiempo ni tampoco demasiadas ganas de dejarme caer por aquí (podéis cambiar esto por «he atravesado una crisis creativa» ahora que la palabreja está tan de moda :-P). Pero ya he vuelto y, como diría Rafiki, mi larga ausencia «no importa, ya está en el pasado» :-D. (léase: corramos un tupido velo y nada de echármelo en cara en el futuro :-P).

Lo que sí podéis hacer es obviar la entrada anterior. Se acabó la ironía de tener el blog más abandonado que nunca precisamente cuando más tiempo podía dedicarle. Ahora el abandono está más justificado. No tengo tiempo ni para mí, como para tenerlo para el blog :-P. El trabajo me ha dejado sin tiempo libre (ya no trato lo de mi trabajo como novedad porque doy por hecho que todo el mundo lo sabe a estas alturas, y si después de un mes os enteráis ahora, ya os vale XD). Estoy todo el día de arriba para abajo, hoy aquí y mañana allí. Conociendo cuarteles y facultades repartidas por España (iba a decir que conociendo ciudades, pero sería mentira, las ciudades casi ni las veo).

En este mes ya me ha tocado ir a Toledo, Oviedo y Soria. El próximo Lunes marcharé a Segovia. Y eso por no hablar de los pueblos de Valladolid. No paro quieto un momento. La semana pasada dormí en tres camas diferentes (y no estoy presumiendo de conquistas, que quede claro :-P). Lunes y Martes en casa, Miércoles y Jueves en Soria, Viernes y Sábado en mi pueblo y el Domingo, para cerrar el círculo, otra vez en Pucela. Al despertarme tenía que quedarme pensando a ver dónde hostias estaba ese día :-P. En las últimas dos semanas he comido en mi casa tres días (mirando el lado bueno, como la cosa siga así, a mis padres les ayudará a llevar mejor la crisis XD). Y el futuro inmediato tiene pinta de seguir parecido. Intentaré teneros informados.

Y mientras todo esto pasaba y yo tenía el blog abandonado, el mundo ha aprovechado para seguir igual. La crisis ha seguido causando estragos que, para no variar, terminarán pagando los de siempre. Los liberales, una vez más, se han vuelto comunistas como por arte de magia. De repente han visto la luz y se han dado cuenta de que la Mano Invisible de Santo Mercado está muy bien para cuando hay beneficios, pero cuando vienen pérdidas es mucho mejor que Papá Estado sea quien les saque las castañas del fuego. A los que hayan estudiado algo de física les sonará el resumen que suele hacerse de las leyes de la termodinámica (i.e. «No puedes ganar. No puedes empatar. No puedes abandonar el juego»). Pues las reglas del maravilloso juego del Libre Mercado son parecidas: «Si hay beneficios gano yo. Si no, pierdes tú».

Hay quien se sorprende por esta actitud, pero es la que han mantenido siempre. Diría que los principios de los liberales pueden colgarse en el perchero de la entrada el tiempo que haga falta, pero la verdad es que simplemente no tienen principios. Les mueve única y exclusivamente el afán de aumentar su patrimonio. Si para eso hay que defender la intervención del Estado en economía (a pesar de haber defendido fervientemente hace apenas unos meses que el Mercado se autorregula, y que el Estado sólo sirve para entorpecer), pues se hace sin mayor problema. El dinero es lo primero (y lo único) que les importa. Sus principios sólo son una tapadera.

Y para seguir con otros cabrones que, desgraciadamente, tampoco han cambiado en el último mes, toca hablar de los asesinos de siempre: los acomplejados y los fascistas. En definitiva, los mismos cobardes y estúpidos de siempre. Seguirán haciendo daño, es lo único que saben hacer, pero algún día acabaremos con ellos.

Como no quiero terminar hablando de gentuza, vuelvo a pediros disculpas por este largo paréntesis (aunque la verdad es que levanta un poco el ánimo que la gente te diga que tienes que volver a escribir en el blog, para que negarlo :-D). Soy el primero al que no le gusta ver esto tan parado. Así que, con razones o sin ellas, intentaré que las actualizaciones lleguen más a menudo. Y si no cumplo, espero que vosotros sigáis ahí para recordarme que tengo que volver ;-).

sábado 27, septiembre 2008 Posted by | Actualidad, Política, Yo | 2 comentarios

The Irish Adventure V: The end

Ya dije en la anterior entrada del blog que la aventura había llegado a su fin. Sólo faltaba poner definitivamente el punto y final con este post que prometí en su momento. Ya llevo casi una semana por estas tierras. Tierras que, por cierto, me han recibido con un tiempo de mierda, se ve que para que no notara demasiado el cambio (aunque si me apuras lo he notado pero para mal :-P). Sea como sea, creo que ya va siendo hora de que las cosas vuelvan a la normalidad y empiece a lucir el sol. Que la broma ha estado bien, pero ya cansa XD.

Para terminar, sólo me queda de hablaros de los dos sitios en los que estuve el fin de semana pasado: Dublín y Belfast. Voy a empezar por esta última. Como todos sabéis, Belfast está en la parte del Ulster que pertenece al Reino Unido (porque para el que no lo sepa, como yo hasta hace ocho semanas, no es lo mismo el Ulster que Irlanda del Norte). Bueno, a lo que iba. El sábado por la mañana salí pronto de Dublín para coger el autobús camino a Belfast. Por cinco eurillos de nada (y con la tarjeta de estudiante internacional, claro :-P) te podías pillar un billete ida y vuelta o bien Dublín-Cork o bien Dublín-Belfast. Con esos precios, evidentemente no podía perder la oportunidad de visitar Belfast. Además, así de paso podía añadir un país más a la lista de los que he visitado :-D.

Lo primero que me encontré en Belfast, gracias a los dioses, fue un tío que repartía planos de la ciudad. Así que con él de la mano (el plano, no el tío XD) estuve el resto del día pateándome Belfast de arriba a abajo, que había que aprovechar el tiempo. Para el que tenga curiosidad (por ejemplo mi hermano, porque fue lo primero que me preguntó) en Belfast no se nota la división religiosa ni de ningún tipo. Yo por lo menos no noté nada. Es una ciudad corriente, con el mismo ambiente que pueda tener por ejemplo Dublín. No tengo ni idea de como habrán sido las cosas en el pasado pero, afortunadamente, hoy son totalmente normales.

Eso sí, hubo dos cosas que me llamaron mucho la atención en Belfast. La primera es que allí los que acaban de sacarse el carnet de conducir no ponen una L, sino una R (si alguien sabe el motivo, que me lo diga, por favor :-D).

Y la segunda es que, paseando por sus calles, tuve la sensación de que Belfast está hecha para mí. No sé por qué :-P.

Y de Belfast poco más que contar, así que voy a pasar a hablar de Dublín. Nada tienen que ver Cork y Dublín. Las dos me han encantado, pero son ciudades totalmente opuestas. Cork no parece la segunda ciudad más grande del país es… demasiado tranquila. En realidad no sé cómo explicarlo, hay que verlo para entenderlo. Digamos que Dublín es una ciudad y Cork es Cork :-P. Repito que me ha encantado Cork, que nadie entienda esto como una crítica. De hecho, tanto echaba de menos Cork que el primer día en Dublín no pude evitar hacer una escapada :-P.

Pero lo que ahora toca es hablar de Dublín, así que vamos al lío. En tres días no te da tiempo a conocer una ciudad, eso es evidente, pero Dublín me ha dejado muy buen sabor de boca. Me gustó mucho, esa es la verdad. Pero como no pretendo hacer una guía turística de Dublín (el que quiera, que la visite, seguro que disfruta mucho) voy a centrarme, una vez más, en las cosas que me llamaron la atención.

Lo primero de todo. Allí también tienes que pulsar el dichoso botoncito en todos los semáforos, pero los botones de Dublín eran distintos a los de Cork.

Y siguiendo con el cruce de calles. Para que no te hagas líos todos los pasos de peatones de Dublín te indican hacia donde tienes que mirar antes de cruzar.

Hablando de Dublín, evidentemente, no puedo olvidarme de Molly Malone, con la que me hice la inevitable foto :-P.

Y así llegamos al final de la aventura. Montones de fotos y momentos se han quedado fuera del blog, pero yo siempre les llevaré conmigo. En estas semanas he estado en dos países, he recorrido miles de kilómetros, he visitado montones de lugares (como curiosidad, he estado en las cuatro provincias de la isla de Irlanda: Ulster, Munster, Leinster y Connaught). En definitiva, estos dos meses han sido geniales. Cork ya se ha convertido en el sitio en el que más tiempo seguido he vivido (después de Pucela, claro está) y Cork marca :-P. Y, lo más importante de todo, he conocido a gente maravillosa. El 24 de Congress Road y todos sus habitantes siempre tendrá un huequecito en mi corazón… se os echa mucho de menos ;-).

Esto es un punto y final, sí. Pero, quién sabe, siempre puede escribirse una nueva historia…

sábado 31, mayo 2008 Posted by | T.I.A., Yo | Deja un comentario